29 julio 2012

A Mi Amante Letal

Lunes, 30 de julio de 2012

Te extrañará que, después de diez años sin acordarme de ti en absoluto, te haya escrito esta carta. Pues bien, si es así, no pienses que he vuelto a caer nuevamente en tus redes. Nada más lejos de la realidad. Si te escribo ahora es porque me siento con la fuerza necesaria para contarte unas cuantas verdades sobre tú y yo.

Es cierto, no te voy a engañar, te quise con locura, con pasión irrefrenable, incluso, aunque ahora me avergüence confesarlo. Por ti he sido capaz de engañar a mi familia, a mis hijos, ..., a mi marido y, lo peor de todo, me engañaba a mí misma.

Recuerdo cuando mi madre me echaba una reprimenda cada vez que me veía contigo. Tú no le gustabas y yo, en ese momento, no la comprendía. Ahora he abierto los ojos y me he dado cuenta que tenía razón porque, en realidad, no le gustas a nadie. Pero extiendes tus redes de seducción poco a poco, sigilosamente y, sin darnos cuenta, caemos como los peces caen en las redes marineras y, como ellos, nos vamos quedando sin aliento, sin aire para respirar. Nos vas quitando la vida despacio, muy despacio.

Recuerdo, ahora con hastío, cómo deseaba tenerte en mis labios, día a día, hora a hora,..., cada vez más y más... No podía pasar un día sin ti, al menos, sin morirme de ansiedad por tenerte, por olerte,..., por respirarte.

¡Cómo pude estar tan ciega entonces! Tú no me quisiste jamás. Ahora lo tengo claro, ahora que te veo en los labios de otras presas como yo. Porque eso es lo que era y lo que son, presas, y tú la fiera, un lobo con disfraz de cordero, acechando.
Pero yo te quité el atuendo de falso galán y, ¿qué me encontré?, un ser hediondo, malvado,..., letal.

Sí, no te extrañes. Ahora, después de diez años, me atrevo a escribierte para decirte que me alegro del paso que di, aunque en ese momento, aquel 30 de julio de 2002, me doliera en el alma.
Lo pasé muy mal sin ti. Pensé que no soportaría tu ausencia por mucho tiempo, que al final caería de nuevo en tus sucias y repugnantes redes que entonces eran para mí el paraíso.
Pero no fue así, te olvidé en un mes, fue más fácil de lo que pensaba y, ¿sabes qué?, que conseguí el olvido igual que llegaste a mí, poco a poco, pero con distintas consecuencias. Si contigo iba perdiendo la vida cada día, sin ti la fui recuperando y ese hecho me hizo sentir cada vez más fuerte, indómita, para afrontar un nuevo día sin tu presencia.

Quiero que sepas que esta es, y será, la última vez que te escriba, ya no tengo necesidad de recordarte pero tampoco de olvidarte porque ya te olvidé sin darme cuenta.

¡Hasta nunca, Tabaco!

1 comentario:

  1. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    PURI

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar

Tu opinión cuenta. Déjame un comentario.