18 diciembre 2012

Una escuela en crisis



 (artículo escrito por Puri Estarli para Ogíjares Actualidad)


Hemos conocido los resultados del Informe Pisa hace unos días y, la verdad, no son un motivo de orgullo para los españoles, sino de todo lo contrario. Somos el país que más abandono escolar tenemos (28,4%), más del doble que la media europea (14,1%); en comprensión lectora (algo fundamental para mejorar el rendimiento escolar) estamos por debajo de la media de la OCDE y de la UE; en matemáticas y en Ciencias también nos situamos por debajo de la media; solo un 4% de los españoles es excelente, frente al 10% de la OCDE. Podría seguir dando datos pero con estos pocos ya tenemos suficiente para hacernos una idea de que algo está pasando en la educación española.

Los españoles seguimos estancados, no avanzamos, no mejoramos. Los peores resultados los tenemos en los primeros niveles. En Educación Primaria es donde se han advertido mayores deficiencias y no se frenan sino que, como si de una bola de nieve se tratara, van agrandándose en cada ciclo hasta llegar a una universidad donde los errores ortotipogramaticales son el pan de cada día.

España vive una profunda crisis y la escuela no se queda atrás porque de los recortes presupuestarios no se libran ni las aulas. Entonces, ¿dónde está la solución para evitar cada tres años este azoramiento? ¿Quizá la solución sea poner sobre la mesa el borrador de la nueva Ley Orgánica de Educación (LOMCE), cambiarle el nombre  y modificar asuntos que nada tienen que ver con el verdadero problema? ¿O quizá sería fomentar la escuela privada-concertada, como aseguran unos, o todo lo contrario, como aseveran otros?

Y en medio de todo este barullo, se discute sobre la asignatura de religión y su enseñanza en los colegios o sobre las lenguas cooficiales. Y yo pregunto: ¿Todos estos asuntos influyen de verdad a la hora de mejorar el rendimiento escolar? ¿Creéis que toda esta discusión es necesaria, y sobre todo significativa, a la hora de afrontar el problema del abandono y el absentismo escolar? ¿Pensáis que todo se arregla sabiendo elegir el colegio mejor para nuestros hijos, aquel que tiene la tasa más alta de aprobados o con el número menor de “alumnos malos” de la zona?

Vamos a ser honestos y sinceros con nosotros mismos, vamos a despertar de una vez a la realidad y darnos cuenta que estamos atravesados porque la tubería está obsoleta. Nuestra enseñanza está desfasada, sí, así de claro. Una enseñanza en la que lo único importante o lo que se pretende es que los alumnos retengan y repitan, retengan y repitan, retengan y repitan,…, es una enseñanza pasada de moda. Pienso que el camino hacia esa luz está en los contenidos, en su organización, en la manera en la que se imparten. Hay que enseñar contenido, pero también hay que enseñar a usar ese contenido, a transformar la información en conocimiento, en algo útil.

La física no es una materia fácil o agradable, una materia que le guste a todo el mundo, ¿verdad?, pues en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, los alumnos hacen cola para entrar a las clases del profesor Walter Lewin. Este profesor imparte las clases como nunca antes se han impartido, derrocha ilusión y pasión por la física y lo demuestra en sus clases que parecen más obras teatrales que una clase, demuestra en vivo sus experimentos y hace lo difícil fácil. Al final los alumnos salen del aula con la sensación de haber aprendido algo útil que es lo verdaderamente esencial en la educación.

El informe PISA no mide los conocimientos sino las competencias, es decir, lo que somos capaces de hacer con ese conocimiento. Hay, por tanto, que enseñar a aprender y al “cómo se explica” y al “cómo se aprende” darle más  importancia de la que se le está dando en estos momentos.  Quizá la clave la tengamos en nuestros países vecinos. Finlandia es el país número 1 de la UE en Educación. Los niños finlandeses son los mejor preparados, tienen un excelente nivel educativo y solo un 8% de abandono escolar (frente al 28,4% de España).

¿Qué está haciendo Finlandia? En primer lugar, pone en valor a la docencia y a los docentes. Los profesores de primaria son los mejores de todo el país, sufren pruebas durísimas antes de obtener la plaza y se requiere una nota de un 9 sobre 10 para ser maestro. Es una de las carreras universitarias mejor valoradas porque son los que van a formar a los niños y los niños son el futuro. Otro aspecto son las evaluaciones y, fundamentalmente, las calificaciones numéricas. En Finlandia hasta 5º de primaria no existen para no fomentar la competencia que lo único que conlleva es ansiedad y estrés en los niños. Tienen menos horas lectivas y menos “deberes”. Durante los seis primeros años mantiene el mismo maestro-tutor para dar seguridad y confianza.

Pero de todos los aspectos positivos que podemos citar de Finlandia en materia de Educación yo, particularmente, me quedo con dos: el valor que se da a la lectura, como la base de todo el aprendizaje posterior; y el perfecto engranaje entre la escuela, la familia y los recursos socioculturales.

Me gustaría terminar con una frase del Secretario de Estado de Educación de Finlandia, Harry Skog, cuando se le pregunta por la Educación y que, a mi manera de ver, resume de manera precisa toda la problemática de la Educación española:
<<La Educación es la llave para el desarrollo de un país>>


 

2 comentarios:

  1. Fantástico, Puri, este artículo/relato que haces sobre la educación en España, con la que tenemos y peleando por cuotas lingüísticas y otras, con perdón, memeces. Commpresión lectora es lo que nos falta, como bien dices, leyendo y entendiendo lo que se lee, es como se alcanzan conocimientos, sabiduría e inteligencia y salir de ese pozo en el que nos sumerge el informe PISA. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cuando conocí el informe PISA lo primero que hice fue ponerme colorada, me dio vergüenza y no me importa decirlo. Tengo dos hijos y me preocupo por su educación. ¿Cómo se le puede dar más importancia (en horas lectivas) a la Religión que al Inglés? Eso es algo que por muchas razones que me den no alcanzo a comprender. Los niños son el futuro de un país, vamos a darle la mejor educación posible, los mejores maestros, una enseñanza interactiva, que les enseñe a aprender y que lo que aprendan sea útil. De nada vale estudiar de memoria, repetir y repetir una lección si no se les enseña para qué les va asee útil en un futuro. Es algo demasiado complejo, pero todo esto no es de ahora, lo venimos arrastrando muchos años. Pienso que algo está pasando en la Educación y se debería reaccionar.

    Gracias por el comentario, Julio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Tu opinión cuenta. Déjame un comentario.