21 diciembre 2012

¡Feliz Navidad!

Esta entrada va a ser la más corta de todas. Solo quiero daros las gracias a todos los que me habéis acompañado durante este año que ya se va y desearos todo lo mejor para el 2013. 

Que todos vuestros deseos se hagan realidad y, sobre todo, que sigáis teniendo ilusión por desearlos.




Un beso y un abrazo a todos.

18 diciembre 2012

Una escuela en crisis



 (artículo escrito por Puri Estarli para Ogíjares Actualidad)


Hemos conocido los resultados del Informe Pisa hace unos días y, la verdad, no son un motivo de orgullo para los españoles, sino de todo lo contrario. Somos el país que más abandono escolar tenemos (28,4%), más del doble que la media europea (14,1%); en comprensión lectora (algo fundamental para mejorar el rendimiento escolar) estamos por debajo de la media de la OCDE y de la UE; en matemáticas y en Ciencias también nos situamos por debajo de la media; solo un 4% de los españoles es excelente, frente al 10% de la OCDE. Podría seguir dando datos pero con estos pocos ya tenemos suficiente para hacernos una idea de que algo está pasando en la educación española.

Los españoles seguimos estancados, no avanzamos, no mejoramos. Los peores resultados los tenemos en los primeros niveles. En Educación Primaria es donde se han advertido mayores deficiencias y no se frenan sino que, como si de una bola de nieve se tratara, van agrandándose en cada ciclo hasta llegar a una universidad donde los errores ortotipogramaticales son el pan de cada día.

España vive una profunda crisis y la escuela no se queda atrás porque de los recortes presupuestarios no se libran ni las aulas. Entonces, ¿dónde está la solución para evitar cada tres años este azoramiento? ¿Quizá la solución sea poner sobre la mesa el borrador de la nueva Ley Orgánica de Educación (LOMCE), cambiarle el nombre  y modificar asuntos que nada tienen que ver con el verdadero problema? ¿O quizá sería fomentar la escuela privada-concertada, como aseguran unos, o todo lo contrario, como aseveran otros?

Y en medio de todo este barullo, se discute sobre la asignatura de religión y su enseñanza en los colegios o sobre las lenguas cooficiales. Y yo pregunto: ¿Todos estos asuntos influyen de verdad a la hora de mejorar el rendimiento escolar? ¿Creéis que toda esta discusión es necesaria, y sobre todo significativa, a la hora de afrontar el problema del abandono y el absentismo escolar? ¿Pensáis que todo se arregla sabiendo elegir el colegio mejor para nuestros hijos, aquel que tiene la tasa más alta de aprobados o con el número menor de “alumnos malos” de la zona?

Vamos a ser honestos y sinceros con nosotros mismos, vamos a despertar de una vez a la realidad y darnos cuenta que estamos atravesados porque la tubería está obsoleta. Nuestra enseñanza está desfasada, sí, así de claro. Una enseñanza en la que lo único importante o lo que se pretende es que los alumnos retengan y repitan, retengan y repitan, retengan y repitan,…, es una enseñanza pasada de moda. Pienso que el camino hacia esa luz está en los contenidos, en su organización, en la manera en la que se imparten. Hay que enseñar contenido, pero también hay que enseñar a usar ese contenido, a transformar la información en conocimiento, en algo útil.

La física no es una materia fácil o agradable, una materia que le guste a todo el mundo, ¿verdad?, pues en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, los alumnos hacen cola para entrar a las clases del profesor Walter Lewin. Este profesor imparte las clases como nunca antes se han impartido, derrocha ilusión y pasión por la física y lo demuestra en sus clases que parecen más obras teatrales que una clase, demuestra en vivo sus experimentos y hace lo difícil fácil. Al final los alumnos salen del aula con la sensación de haber aprendido algo útil que es lo verdaderamente esencial en la educación.

El informe PISA no mide los conocimientos sino las competencias, es decir, lo que somos capaces de hacer con ese conocimiento. Hay, por tanto, que enseñar a aprender y al “cómo se explica” y al “cómo se aprende” darle más  importancia de la que se le está dando en estos momentos.  Quizá la clave la tengamos en nuestros países vecinos. Finlandia es el país número 1 de la UE en Educación. Los niños finlandeses son los mejor preparados, tienen un excelente nivel educativo y solo un 8% de abandono escolar (frente al 28,4% de España).

¿Qué está haciendo Finlandia? En primer lugar, pone en valor a la docencia y a los docentes. Los profesores de primaria son los mejores de todo el país, sufren pruebas durísimas antes de obtener la plaza y se requiere una nota de un 9 sobre 10 para ser maestro. Es una de las carreras universitarias mejor valoradas porque son los que van a formar a los niños y los niños son el futuro. Otro aspecto son las evaluaciones y, fundamentalmente, las calificaciones numéricas. En Finlandia hasta 5º de primaria no existen para no fomentar la competencia que lo único que conlleva es ansiedad y estrés en los niños. Tienen menos horas lectivas y menos “deberes”. Durante los seis primeros años mantiene el mismo maestro-tutor para dar seguridad y confianza.

Pero de todos los aspectos positivos que podemos citar de Finlandia en materia de Educación yo, particularmente, me quedo con dos: el valor que se da a la lectura, como la base de todo el aprendizaje posterior; y el perfecto engranaje entre la escuela, la familia y los recursos socioculturales.

Me gustaría terminar con una frase del Secretario de Estado de Educación de Finlandia, Harry Skog, cuando se le pregunta por la Educación y que, a mi manera de ver, resume de manera precisa toda la problemática de la Educación española:
<<La Educación es la llave para el desarrollo de un país>>


 

11 diciembre 2012

Magna y suprema




(artículo publicado por Puri Estarli para Ogíjares Actualidad)

Solo tengo 34 años y algunos me llaman vieja, pasada de moda y obsoleta. El día 6 de diciembre es mi cumpleaños, unos me aplauden y apuestan por mi plena vigencia celebrando ese día con júbilo; otros aseguran que estoy atrasada, que me tengo que adaptar a los nuevos tiempos; y unos pocos me escupen, sencillamente no me quieren. Y qué he hecho yo de malo si desde que nací en lo único que pienso es en garantizar la libertad y la igualdad. A mí lo único que me interesa es dictar las normas básicas para una convivencia democrática.

Tampoco tengo yo la culpa de haber nacido en una época de la historia de España difícil, exactamente en el año 1978, en plena transición a la democracia después de un largo periodo dictatorial. Pero pocas se pueden sentir tan orgullosas como yo de tener siete padres, aunque desagraciadamente solo me queden tres, padres que apostaron por mí, que me moldearon lo mejor posible para conseguir la unión pacífica de una Nación dañada en ese momento, y que lo único que pretendían era marcar el camino correcto.

Estoy fatigada y solo tengo poco más de tres décadas.  Quizá sea cierto y haya que realizar sobre mí una intervención urgente, como han hecho con algunas amigas y vecinas en más de una ocasión. Ojalá esta fatiga democrática de la que adolezco tenga remedio en mitad de una crisis que dura más de la cuenta y de la que yo tampoco tengo culpa. Yo estoy dispuesta a enmendar mis faltas y mis antiguas normas: que la Sanidad debería de ser un derecho y no solo un principio, pues sí; que debería cambiar el modelo de sucesión a la Corona, también… Lo único que pido es una adecuada planificación y un amplio consenso para llevarla a cabo.

Pocas son tan claras como yo, que en mis preliminares palabras lo dejo ya todo bastante claro, y son esas palabras, precisamente, las que más se violan y las que con ello se tambalea la dignidad de la persona. Todos deberíamos ser iguales ante la ley… ¿lo somos, en realidad? Prohíbo terminantemente los malos tratos, pero cada día se escuchan nuevos episodios de violencia de género. Insisto en el derecho a la paridad, pero siguen ganando las mujeres un 15% menos que los hombres. Y el derecho a la vivienda digna… ¿se cumple? ¿Acaso se me escucha cuando digo que todos tenemos el derecho y el deber de trabajar donde queramos?

Se habla de mí, de la Carta Magna, de la Norma Suprema, de la Constitución Española de 1978,  para bien y para mal, pero no se me conoce en profundidad. Muchos de los que me critican nunca me han visto de cerca. Lo mismo, si supieran realmente de mis intenciones, de mis deseos de buena voluntad y unión, pensarían de otra manera y me valorarían más y, por qué no, se cumplirían más mis premisas y mis normas para una convivencia democrática.




07 diciembre 2012

Los libros electrónicos: 2ª parte. Ventajas e inconvenientes del libro electrónico & libro en papel.





En la anterior entrada, Los libros electrónicos: 1ª parte,  he hablado de las nociones básicas de los libros electrónicos: qué son en realidad, su presencia en el mercado, sus avances. Pues bien en esta ocasión os voy a hablar de las ventajas de los mismos frente a los libros tradicionales, aunque también, y para ser honesta, mencionaré las pocas desventajas que tienen.

Ambos son válidos porque lo importante es leer, da igual el formato en el que se haga. El caso es fomentar el hábito de la lectura fundamentalmente entre los más pequeños. Por mi parte, creo que la coexistencia de los dos, libro electrónico y libro en papel, es posible, aunque puede llegar un momento en que el primero sustituya al segundo de igual manera que hemos sustituido el disco de vinilo por el mp3 o la cámara de vídeo por un buen móvil o los mapas por el navegador del coche.

No podemos frenar el avance tecnológico sobre todo si las ventajas son infinitamente más poderosas que las desventajas, y si no, juzguen ustedes mismos.

Antes de nada, tengo que decir que las ventajas e inconvenientes que voy a enumenrar, van dirigidas a la lectura de libros electrónicos en dispositivos portátiles adecuados (e-reader) y diseñados para tal fin y no a las aplicaciones de lectura para el ordenador.


Ventajas de los libros electrónicos 


  1. Los e-reader pueden almacenar una infinidad de libros elecrtónicos en un espacio hiperreducido, debido a que los archivos de texto ocupan poca memoria.
  2. Ahorras espacio en casa. Tus estanterías te lo agradecerán.
  3. Son mucho más cómodos a la hora de viajar. Ya no tendrás que pagar un plus al facturar la maleta.
  4. Ahorras dinero. Los ebooks son bastante más económicos que los libros impresos.
  5. Se ahorra papel, con lo cual le estamos haciendo un gran favor al medio ambiente.
  6. El catálogo de libros digitalizados es cada vez mayor.
  7. Los dispositivos de lectura o e-reader consumen poca energía. La batería dura mucho tiempo porque la imagen permanece fija.
  8. La lectura es muy cómoda. No perjudica la vista porque la pantalla es de tinta electrónica y la iluminación no se dirige directamente a los ojos.
  9. El lector elige la fuente, el tañano de letra adecuado a su vista, el color del papel e incluso su orientación en el espacio (horizontal, vertical, dos hojas, una...)
  10.  Ahorras tiempo. No tienes que trasladarte a la biblioteca o la librería para adquirir tu libro.
  11. Los tienes en un clic, en cualquier momento y en cualquier lugar. 
  12. Hay un buen catálago de ebooks gratis, sobre todo clásicos.
  13. Puedes hacer anotaciones y subrayar sin que te dé remordimientos.
  14. Puedes buscar una palabra en el diccionario que llevan estos dispositivos integrados mientras estás leyendo.     
  15. Las personas con graves problemas de visión o invidentes también pueden usarlos. Existen actualmente y de ,manera totalmente gratuita software parlantes que se instalan en sus ordenadores (Biblioteca Tiflolibros
  16. No solo se pueden leer libros en formato electrónico, también revista, periódicos y culaquier archivo de texto e incluso imágenes. Los formatos más frecuentes son PDF, ePUB, .MOBI y .LIT. Aunque según la Open eBook Organization el más admitido y propuesto para su establecimiento definitivo es el ePUB.
  17. Los libros electrónicos se actualizan rápidamente. No tenemos que esperar, como en el formato impreso, a que salga una nueva edición al cabo de meses o incluso años.
  18. Las ediciones no se agotan. 
  19. Ya se pueden realizar préstamos de libros electrónicos. En España hay unas 15 bibliotecas públicas que prestan los e-reader y los ebooks durante periodos de 15 a 45 días



Desventajas de los libros electrónicos

  1. A los que les guste el tacto del papel y el olor característico de un libro, verán al ebook como algo que nunca utilizarán. pero si les dijera que ese olor es provocado por los gases que emiten los microorganismos que habitan el papel (hongos en su mayoría) cuando descomponen la celulosa, lo mismo empiezan a pensar de otra manera.
  2. Tenemos que hacer un reembolso previamente al comprar un lector de libros electrónicos. Pero esto a corto o medio plazo no sería en sí una desventaja. Lo explico con un ejemplo: Vamos a suponer que nos compramos el lector básico de Amazon, el que cuesta 79€. Si tenemos en cuenta que un libro impreso cuesta, como término medio, unos 15 € y somos de los que leen, como media, un libro a la semana (que hay quien lee más), hemos amortizado la compra del e-reader en unas 5 semanas, poco más de un mes. Pero es que la mayoría de las veces, sobre todo las novedades editoriales, valen más de 20€. Si hacen las cuentas, merece la pena leer ebook.
  3. Los libros electrónicos aún están demasiado caros. Bueno eso es segun qué casos. En mi opinión, un libro electrónico no debería costar más de 10€, debido a que el coste en la producción se reduce considerablente, se ahorra papel, distribución, impresión, almacenamiento, intermediarios,... Hay muy buenos libros que están a menos de 3€, e incluso a menos de 1€, son los conocidos como ebooks indies, son libros de autores independientes (entre los que se encuentra una servidora y sus libros) que no están respaldados por ninguna editorial y que merecen la pena descubrir. Muchos están (o lo han estado) situados en las cotas más altas del ranking de los más vendidos, todo un mérito si tenemos en cuenta que solo en España hay publicados más de 44.000 títulos solo en Amazon.es.

Para terminar decirle a los indecisos que aún no estén muy convencidos a leer un libro electrónico, que lo probéis que seguro os gustará, que esto es una realidad y que seguirá avanzanzando cada vez más y las ventajas se multiplicarán  y si no empezáis a conocerlos ahora que recién comienzan a despegar, más adelante os costará más subiros al tren de los libros electrónicos.

Feliz día y buenas lecturas. 

  

 





 

02 diciembre 2012

Los libros electrónicos: 1ª parte

 

Introducción


Decidí escribir esta entrada a raíz de una conversación durante una cena. En ella me di cuenta de lo poco conocidos que eran aún los libros electrónicos, y lo que me indignó más fue que los que conocían algo de ellos los tenían poco y mal valorados.
Este artículo va dirigido a todas esas personas, lectores sobre todo, neófitos del ebook, con el único fin de que conozcan las nociones básicas de algo, el libro electrónico, que ya no es el futuro sino que es el presente. 

Es cierto que todavía el libro electrónico no ha despertado, sobre todo por las reticencias de las editoriales y por la vena romántica del libro impreso de la mayoría de los lectores, algo que, según mi opinión, no es otra cosa que un hábito. Los hábitos cambian y en este caso que nos ocupa, el de leer en papel tiene que cambiar, de hecho ya lo está haciendo, poco a poco, pero lo hace que es lo importante.

  • Entre los años 2009 y 2011 la producción de libros en papel disminuyó un 15% coincidiendo en el tiempo con el aumento de la producción de ebook en un 18%. 
  • Entre 2010 y 2011 el número de personas que declararon poseer un lector de libros electrónicos se incrementó en un 129%.
  • En 2010 el porcentaje de lectores de libros electrónicos era del 5,3%, en 2011 se incrementó al 6,8%, porcentaje que se eleva hasta el 13,7% en el caso de jóvenes con edades comprendidas entre 14 y 24 años. 
Está claro que el libro electrónico está avanzando y se anticipa para el informe del 2012 una importante aceleración en el mercado español de libros electrónicos.

¿Qué es un libro electrónico?


Libro electrónico, libro digital o ebook, no es más que un texto publicado en la Web y leído a través de dispositivos adaptados a tal fin o e-reader.
Muchas veces se confunden y se utilizan indistintamente dichos términos. Personalmente, pienso que esto es un error, es como si utilizáramos de igual manera libro y estantería. El libro se lee y la estantería lo contiene, ¿verdad?, pues lo mismo pasa con ebook y e-reader.

libro electrónico o ebook = libro 
lector de ebook o e-reader = estantería

En un principio, un libro electrónico era la versión digital de un libro publicado ya en papel, pero hoy en día existen libros electrónicos que no tienen su correspondiente versión impresa. Además, no solo son los libros los que tienen su versión digital sino que también cualquier documento en PDF o en ePUB se puede leer en los dispositivos de lectura electrónica, ya sea una revista, un artículo, archivos personales,...

Un libro electrónico se puede leer en un pc, en una tablet, en un móvil, en una pda, pero ya existen en el mercado multitud de e-reader, dispositivos de lectura electrónica, diseñados para tal fin, con una características especiales que los hacen ideales por tamaño, luz, peso,..., para leer en ellos sin que, por ejemplo, la vista se resienta.

Cuando se compra un libro electrónico en una librería digital, tal como Amazon, no estamos comprando una copia de ese libro sino la licencia para usar convenientemente la copia digital. Muchas veces, esas copias vienen protegidas por medio del DRM (sistema de gestión de derechos digitales) que impide regalar, prestar y, por supuesto, vender dicha copia a otro usuario; también impide su migaración de un dispositivo electrónico a otro aunque sea del mismo usuario.
El uso del DRM es polémico, teniendo sus detractores y sus defensores. Siguiendo con el ejemplo de Amazon, que es el portal que conozco, son los autores los que deciden si su libro tendrá o no DRM, pero la casilla de habilitar DRM viene ya marcada por defecto y si no estás muy puesto en el tema (circustancia que me ocurrió a mí con el primer libro electrónico que publiqué) dejas tal y como está esa opción marcada, siendo imposible recular una vez publicado el libro. En mi opinión, el uso del DRM es otra de las causas de la lentitud en el despegue del libro electrónico.

En definitiva, un libro, sea cual sea el formato en el que esté, está concebido para ser leído, y si un libro en papel se puede prestar, regalar e incluso revender, por qué no su versión en digital.


Aunque esté mal decirlo, por lo ilegal del tema, hoy en día el que un libro tenga DRM ya no se considera una traba, existen publicados en la red muchos tutoriales explicando paso a paso cómo eliminar dicha protección, pero esto ya sería letra para otro cantar. 

Mi intención es que se conozca verdaderamente el libro electrónico y que se valoren todas sus posibilidades y para eso hay que hacer una comparación con el libro en papel, viendo las ventajas y los inconveniente de cada formato. 

La siguiente entrada será precisamente este punto: Ventajas e inconvenientes del libro electrónico & libro en papel.¡No os la perdáis, será realmente interesante!

¡Qué paséis un buen día y... buenas lecturas!