16 junio 2013

Poema del Amor Dormido

Imagen: El Hombre Dormido (Leónidas Cantillo)


Te imagino en silencio

en las horas tranquilas entre la noche y el día,

entre el sueño y la vigilia.

Cuando tus ojos quieren abrirse

a la luz de un nuevo día

y tu alma suplica:

¡Un minuto más para soñar!


Te imagino en silencio observando a la Luna,

provocadora de nuevas palabras

y de  viejos deseos.

Comprobando en su cara

la magia desnuda de mi reflejo.


Te imagino soñando, abrazado a la almohada,

añorando mi piel.

Dibujando con tus dedos relieves, figuras y paisajes con los que poder inventarme.


Te imagino soñando, recordando mil besos

que quedaron pendientes

entre aromas de mar y azahar.

Mil besos, mil caricias…mil susurros

olvidados,

 perdidos y encontrados en otro ser.


Te imagino despierto fabricando mis sueños,

fabricando mi tacto,

fabricando mi aroma.


Te imagino despierto entre palabras de

un Amor Dormido.