28 octubre 2013

Ella y él




 Un relato de David Lucas

Estaba amaneciendo y, aunque el sol iluminaba un nuevo día, para ellos todo seguía igual. El reloj no llegó a sonar, él ya lo había parado cansado de mirar a la oscuridad y esperando como cada día, el desespero se hacía fiel socio de su angustia.

Ella se levantó y abrió la persiana y la ventana en busca de aire para respirar que rompiera de una vez los muros de la ansiedad. Él se incorporó contemplando cómo su mujer perdía la mirada en el horizonte sin pensamientos que llenar.

—Buenos días, cariño —dijo ella al pasar por su lado.

—Buenos días, mi amor —respondió él con un beso en la mejilla.

En la cocina el pitido del café los despertó del ensimismamiento. Ella imaginaba que un genio aparecía de la cafetera ofreciéndole tres deseos. O dos… o al menos uno. Él, ojeaba los recortes del periódico, exactamente, los artículos de oferta y demanda. 

Mientras desayunaban, en la televisión se mezclaba el cotilleo, la sangre, la injusticia, la corrupción. Por último, el desempleo; la periodista transmitía desde una oficina de la Inem, delante de una larga hilera de gente a la espera de una oportunidad o un trabajo digno. Las cifras de parados era histórica y simultáneamente, en un recuadro en la parte inferior derecha de la pantalla, aparecía un listado de todos los gastos innecesarios que derrochaban los políticos.

Él, después de ingerir una galleta, suspiró y cerró los puños. Tragó saliva y ladeó la cabeza de un lado a otro intentando relajar los músculos. Ella, pasó su mano por su espalda y apretó su hombro. 

—Me voy a duchar y afeitar. Tengo que seguir, no puedo parar.

Al cabo de unos minutos, él asomó por el pasillo aseado, ataviado de arriba abajo y perfumado, un aroma que a ella le recordaba momentos muy diferentes al de ese instante. Ella soltó una pequeña y triste sonrisa y susurró, « ¡Que guapo!». Luego, se acercó a él y lo besó en los labios a medida que su abrazo se repartía por todo el cuerpo corpulento de su marido. 

—Cariño — susurró de nuevo.

—Dime… — contestó él avanzando hacia la salida.

—Quédate, hoy no salgas, por favor. Quédate conmigo y hagamos del día algo especial y único. Por favor, cariño… ¡Quédate, que te necesito!

A pie de puerta y con una carpeta llena de currículums bajo el brazo,  la voz de su mujer paralizó cualquier intento de fuga en busca de dignidad y de eso que pregona la constitución. Él aguantó como pudo el tsunami de lágrimas que estaba a punto de reventar en sus ojos. La miró con ternura y una pequeña sonrisa, más amarga que dulce, se dibujó en su cara de arrugas y sufrimiento. Avanzó hacia ella y la abrazó.

Silencio… un suspiro… un quejío… y la puta ansiedad devora hasta el respirar.

Un beso… una caricia… una palabra… y el tiempo pasa y nunca pasa nada.

—Tengo que salir cariño, el trabajo a casa no va a venir y me quedan polígonos por recorrer donde no he dejado mi carta de presentación. Quizá, hoy tenga suerte…

Con los ojos cerrados y sin despegarse de su cuerpo, ella negó con la cabeza y haciendo un sobreesfuerzo recargó los pulmones más de lamentos que de aíre. Miró hacia arriba y vio que el techo era cada vez más bajo y más negro. Se separó de él y sus ojos se clavaron en los suyos.

—Te entiendo, pero hoy no, por favor —dijo con la voz quebrada—, hoy quiero que todo el tiempo estés conmigo... te lo ruego… solo hoy y mañana vuelves a salir.

— ¿Qué te ocurre?, ¿Estás bien?— preguntó preocupado.

—No me pasa más que lo que últimamente estamos viviendo. Solo que hoy quiero que el destino esté a nuestras ordenes. Quiero que hagamos lo que nos dé la gana y no lo que la situación nos empuja a hacer. Tumbarme en la cama y llenarme de tus besos, contemplarte sin prisas y romper el reloj en mil pedazos. Quiero hacer el amor sin pensar y solo sentir tus manos, tus caricias y tu voz. Y quiero salir al mundo sin tener miedo al mañana, porque el mes tiene mucho más de treinta días y repechos que ahogan nuestra ilusión.

Sin mediar palabra él dejó las llaves en un cuenco de cristal que había en el recibidor. Lanzó la carpeta por los aires y los papeles volaron imitando a las hojas cuando el otoño las empuja a bailar.

La agarró de la mano y le preguntó:

—¿Vamos? —Sus ojos la guiaban al dormitorio.

—Sí  —dijo ella.

En el lecho las manos se multiplicaron, las caricias iban cargadas de ternura, los besos de lucha y esperanza. El pecado de locura y la locura de sentimiento. El amor emanaba por toda la habitación y el éxtasis llegó cuando ambos unieron pasión con placer, tras entregarse mutuamente y sin miedo, a que el tiempo o el destino vinieran con ganas de estropear ese hermoso retrato a la vida.

De fondo, se escuchaba la televisión.
 El tic- tac del reloj.
 El crujir del techo.

Cuando llegaron al orgasmo y los corazones estallaron de amor…
De fondo, reinó el silencio y millones de suaves chasquidos…
O sea, millones de besos…
David Lucas

19 octubre 2013

Detrás de una mirada: El drama de la inmigración


"Comprobé que en el mundo había muchas formas de vivir y vi que un nuevo horizonte, el que buscaba, estaba a mi alcance"

          Esta es la mirada de Said, un marfileño de 23 años que llegó a nuestro país a principios de 2011 huyendo de las masacres, violaciones, asesinatos... y en general de la violencia e injusticias que asoló su país entre noviembre de 2010 a abril de 2011. 
       
          La tragedia se cebó en su familia: A su padre lo mataron en 2002, durante la 1ª guerra civil de Costa de Marfil; a su hermano le pegaron un tiro delante de él, en 2010; y quemaron su granja familiar de cacao, la unica manera de susbsistir que tenían. Huyó a la vecina Liberia con su madre y su hermano pequeño donde fue acogido como refugiado por una comunidad. Decidió dejar allí a su familia para buscar una vida mejor en Europa. Cruzó fronteras a pie, se gastó todo el dinero que la familia había ahorrado y se jugó la vida en un destartalado cayuco para llegar a Canarias, a la "Tierra Prometida", a nuestro país. Pero lo que se encontró aquí no se parecía en nada a lo que había oído y soñado tantas veces. Se encontró con una realidad muy diferente: tratos inhumanos, situaciones racistas y xenófobas, desprecios, insultos... abandono social.

          Nosotros solo vemos y oímos la última parte de la historia de Said y de tantos otros inmigrantes que llegan a nuestras fronteras de manera masiva. No nos damos cuenta de lo que hay más allá. Detrás de esa mirada hay un drama, una tragedia, un horror que no se puede esconder en la memoria. Y estamos tan acostumbrados a esas llegadas masivas que ya no nos asombra, nos da igual, con mirar hacia otro lado tenemos bastante. Nos mostramos de manera indiferente e indolente ante la realidad de estas personas, ante el dolor ajeno. ¿Dónde hemos dejado nuestra capacidad de empatía?

          Los medios de comunicación se empeñan en presentarnos estas noticias de una manera negativa y esa representación de la noticia nos afecta inconscientemente haciendo que veamos a la inmigración como un problema. No pierden el tiempo en mostrarnos la realidad, el porqué de estas llegadas masivas, qué ocurre, qué drama se encierra en estos países tan lejanos para nosotros.

          En África ha habido, y sigue habiendo, muchas guerras, muchos conflictos armados, muchas masacres, muchos niños indefensos huérfanos, muchas familias desmembradas... y muchas vendas anudadas aún en los ojos de los principales representantes de Comunidad Internacional.

          Y mientras hombres, mujeres y niños yacen en el fondo del océano junto a sus sueños de libertad, los dirigentes políticos de allí se llenan a mansalva sus bolsillos con las riquezas del país a costa del pueblo, y los de aquí se empeñan en redactar leyes y leyes, en las que los derechos humanos escasean, para frenar a los inmigrantes.

          A Said lo veía en el paseo marítimo cada tarde vendiendo gafas de sol para sacar unos cuantos euros con los que poder comer al día siguiente. Siempre con su sonrisa. Un día le pregunté que de dónde era y no tuvo problema para contarme su historia. Algunas veces, decía, que podía ahorrar un poco para enviárle algo de dinero a su madre y a su hermano que perdió la pierna por culpa de una infección. Me contó que lo peor era el profundo desarraigo, el sentir que no se pertenece a ninguna bandera, y la frustración, el saber que había perdido.

         Por mis venas corre como el veneno la indignación y la impotencia cuando oigo testimonios como los de Said o cuando tengo que escuchar que la policía los aporrea a veces para que se marchen de la zona o cuando escucho en las noticias que no se le ha prestado la ayuda necesaria a un grupo de personas que llegaban a nuestras costas o a las costas vecinas y cuya embarcación zozobraba o cuando escucho a gente inhumana con altas dosis de xenofobia y racismo soltar burradas como que "ellos se lo han buscado", "eso les está muy bien por venir", "los negros lo aguantan todo"..."lo que tienen que hacer es irse a su país". ¡Ay, amigo!, ese es el problema, su país. En su país simplemente no pueden vivir, así de sencillo y así de duro. Se mueren de hambre, de sed, de enfermedades que aquí son facilmente curables o de un balazo en la cabeza.

          Tenemos bastantes referencias de que España ha sido históricamente uno de los países que más ha emigrado. También sabemos que nosotros nos marchábamos con nuestros documentos en regla, con un permiso, con un visado, e incluso con un contrato de trabajo debajo del brazo. De lo que no somos conscientes es de que los inmigrantes ilegales que llegan a Europa, personas como Said que lo único que buscan es una vida digna, si pudieran venir de esa manera, lo harían, pero no pueden solicitar visados ni permisos para viajar porque la mayoría de los gobernantes de estos países están demasiado ocupados en permanecer en el poder a toda costa o en llenarse los bolsillos.

          No basta con rellenar folios y folios con leyes que lo único que hacen es impedir que estas gentes pongan un pie en nuestro país con medidas tan poco efectivas como absurdas e inhumanas como es el FRONTEX. La solución no es esa, la solución no está en esta parte de la frontera ni en la del otro lado, la solución tiene que traspasar fronteras y no es precisamente la externalización de las mismas. No, la solución hay que buscarla en el origen, en la raíz del problema. La raíz está en los países de origen de estos hombres, mujeres y niños. La solución está, entre otras cosas, en errradicar las mentalidades autoritarias y dictatoriales de gobernantes y dirigentes políticos ciegos por la codicia y la hegemonía del poder.

          Quizá, si mirásemos con otros ojos a estas personas, si nos fijásemos en sus miradas, podríamos llegar a comprender qué hay más allá, qué es eso tan tremendo que les hace jugarse la vida atravesando insondables desiertos y mares o saltarse ingentes vallas para llegar a Europa. 

          Said ya no está en nuestro país, la petición de asilo fue admitida a tramite pero finalmente no fue concedida alegando como causa el fin de la guerra en Costa de Marfil. Said fue expulsado a un país donde la violencia derivada de los conflictos armados aún está vigente y donde, desgraciadamente, él y su familia siguen corriendo peligro por motivos étnicos.


17 octubre 2013

Su generosidad



Un relato de Julio Amigo Quesada


Su generosidad pudo con él, su mente amagaba con la "traición", intentaba romper esa relación de Luis con su corazón que, por otra parte, siempre había sido fluida.


      ¡Cómo había luchado, contra viento y marea, por mantener aislado a su corazón de su entorno más cercano! De aquel entorno que no hacía otra cosa que poner trabas, de una forma inconsciente, a que su corazón se abriera de par de par. Y había conseguido mantenerse a flote, aunque esa "delgada línea roja" quedara muchas veces por debajo de lo sanamente recomendable.


      Y ahora, ¿qué es lo que amenazaba su corazón?, ¿por qué ahora aparecía esa temible diferencia?


      ¡Cuántos recuerdos! En el sentimiento afloraban aquellas dulces ensoñaciones de un "pequeño" corazón, pero rebosante de alegría, pero esas satisfacciones iban siendo minadas por cada uno de los acontecimiento tristes que se hundían dentro de él. 

      Cada espina de esa flor rascaba y manchaba con el resquemor, el dulce corazón de Luis, y una pregunta recurrente golpeaba sin cesar dentro: 

      -¿Por qué?- 
      
      La respuesta a esa "imposible" pregunta, a ese interrogante que abrumaba su vida, la tenía delante de él mismo cuando por las mañanas despertaba, se desperezaba e intentaba recuperar, delante del espejo su propia versión. Él era la respuesta, pues su mente y su sentimiento, su razón y su corazón, eran él.


      Pero esos recuerdos amenazaban con romper la armonía que tanto trabajo había costado mantener, que tanto trabajo había costado... Lágrimas a flor de piel, deseos de abandonar, anhelos de acabar de una vez...


      Y así, su generosidad, el darse a pesar de todo, el abrirse a pesar de las ventanas cerradas, el ofrecerse a un mundo lleno de gritos desgarrados, de promesas incumplidas, de sueños desvanecidos; esa generosidad pudo finalmente con él.


      Sí, a pesar de todos los sinsabores vividos y que aún seguía viviendo por mor de las circunstancias de la vida, la generosidad triunfaba como el sol que, inevitablemente, sale todas las mañanas para dar luz, calor y color, esperanza, cercanía... 

      Sin darse cuenta, o muy consciente de ello, realmente no lo sabía, había empezado o, ¿quizá lo había hecho desde el principio? a quererse, a valorarse a pesar de todos los nubarrones que enturbiaban, día a día, su larga vida.

Había iluminado, había transmitido paz y cercanía (aunque quienes hubiera querido que lo hicieran, no estaban por "esa" labor).

Julio Amigo Quesada


07 octubre 2013

Marketing "de atracción" para escritores independientes: El precio de nuestro libro

Imagen: Google

En el post anterior, Marketing "de atracción" para escritores independientes: aspectos generales, hemos visto cómo es de necesaria y cuál es la importancia --desde la perpespectiva de los resultados tangibles-- la planificación de una correcta estrategia de marketing.
Dentro de esa estrategia, la decisión de fijar un precio para nuestro libro o ebook es una parte fundamental en el proceso del marketing de nuestro producto.

¿Qué es lo que se pretende? La respuesta es ATRAER, atraer al consumidor, en nuestro caso al lector. El consumidor se mueve por lo que percibe, y lo que percibe está sujeto a muchos factores que van a alterar esa percepción. Todo estos conceptos, que en un principio nos pueden parecer lógicos, forman parte del Comportamiento del Consumidor y existe toda una ciencia que estudia las Estrategias de los precios psicológicos con el fin de conseguir el mayor grado de atracción a la hora de la compra.

Nuestro libro no está solo en el mercado, ya sea en una librería tradicional o en un escaparate virtual, hay muchos más productos silmilares con los que "lucha". El lector que entra en una librería o que acceda a una plataforma de venta de ebooks --siempre y cuando no tenga ya claro de antemano que va a comprar un determinado título, claro-- no se va a fijar solo en nuestro libro o ebook sino que también se va a fijar en los demás y, no solo eso, sino que los va a comparar, sobre todo el precio de unos y de otros. El consumidor sin darse cuenta entra en un proceso que se denomina "lucha psicológica"

Si compara dos libros de igual calidad, con más o menos el mismo número de páginas, la misma editorial, el mismo formato,... y uno de ellos tiene un precio alto y el otro un precio muy bajo, el consumidor se confundirá y puede pasar dos cosas: que elija el más caro porque percibe mayor calidad o que compre el más barato.

Pero, ¿cómo percibe el consumidor --el lector-- esa calidad si ambos aparentemente son iguales? Esto es lo que se le conoce en Marketing como "posicionamiento de la marca". En el caso de un libro o un ebook puede ser por el número de opiniones o reseñas positivas que tenga, porque la portada sea muy atrayente, porque se tenga buenas referencias del autor,..., es decir, por la buena presencia de esa marca --en nuestro caso, el libro o ebook. Es lo que en el anterior post describíamos como uno de los aspectos fundamentales del Marketing "de atracción": la "marca personal o branding".

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de fijar un buen precio a nuestro libro es el "precio habitual o precio de mercado". Que no es más que el precio habitual o "normal" que suelen tener los ebooks de escritores independientes en el mercado. Desafortunadamente, --y de esto ya se ha hablado largo y tendido-- el precio de los ebooks de escritores independientes ronda el euro. Si digo desafortunadamente es porque yo no estoy nada de acuerdo con esa tendencia que nos tiene atrapados y que debemos seguir si queremos tener lectores (siempre habrá excepciones, es decir, quien consiga tener muchos lectores con precios superiores). Esta tendencia de "un ebook a un euro" es así porque los pioneros de la autopublicación así lo determinaron en su día y se creó un precio habitual que se ha ido manteniendo a lo largo del tiempo. Cambiar esa tendencia es difícil.
Un lector que entra en un portal de venta de ebooks va tender a comprar aquel más barato, el que esté alrededor del precio habitual porque asume que un precio superior (más de 2€) es un sobreprecio en lugar de asociarlo a la calidad, al esfuerzo, a la creatividad, etc. Es injusto pero es así. A esto se le denomina el "valor precibido" y hay que tenerlo en cuenta a la hora de marcar el precio final de nuestro libro o ebook.

Como vemos, todas estas nocienes y conceptos son muy complicadas por muy lógicas o normales que las veamos porque influye la psicología y el comportamiento del consumidor que estará influenciado por cientos de factores en el momento de la compra.
No obstante, hay ciertas estrategias a tener en cuenta a la hora de fijar el precio de un producto y que nosotros los escritores independientes podemos llevar a nuestro terreno para atraer a los lectores:
  • NO A LOS PRECIOS REDONDOS.
  • SÍ AL PRECIO IMPAR.

La tendencia que tenemos los consumidores a la hora de fijarnos en un precio es leer estos de izquierda a drecha y, así, fijamos en nuestra mente la primera cifra como el precio de ese producto. Es lo que se llama "el efecto del dígito izquierdo". Un ebook a un precio redondo de 1€, por ejemplo, llamará menos la atención que si estuviera a 0,99. Hemos leído el cero y lo codificamos en nuestra mente como "este ebook vale cero con algo".

Esta estrategia del no redondeo nos lleva a otra aún más atractiva para atraer al consumidor a la compra y es la importancia de la cifra impar. Está comprobado que los números impares son atrayentes, nos gustan mucho a los consumidores, fundamentalmente el 5 y el 9, y este último aún más. 

Si esto es así, ¿por qué no ponerlos en el precio de nuestros ebooks o libros? Un libro a un precio de 20 € es menos atrayente que a 19,99€ porque no es un precio redondo y porque lleva el mágico 9 en sus cifras.

Espero que estas nociones básicas sobre estrategias de fijación de precios os hayan resultado de interés.

01 octubre 2013

Marketing "de atracción" para escritores independientes: aspectos generales



Desde que nacemos estamos rodeados de mensajes publicitarios por todos los lados. Nos hemos habituado a un tipo de publicidad en la que se nos vende de manera directa un producto o servicio. Sí, a todos nos viene a la cabeza el típico anuncio en TV o en radio que, en cierto modo, percibimos como "normal", pero que cada día nos molesta más. Es lo que en Marketing se conoce como Marketing "de interrupción" o "tradicional". 

Con la llegada de Internet y las RRSS las cosas han cambiado y las empresas se han tenido que adaptar a nuevas formas o métodos de publicidad, pero han seguido manteniendo el concepto de "interrupción" o "martillo pilón" en esos métodos. Estoy hablando del spam o publicidad no deseada en forma, fundamentalmente, de correos electrónicos masivos.
 

Los escritores que tenemos nuestras obras autopublicadas en alguna plataforma en Internet nos podemos considerar como "empresas" que ofrecemos o vendemos productos online --nuestros libros-- . Pues bien, nosotros --o la mayoría de nosotros, entre los que me incluyo-- hemos caído alguna vez en la tentación de ese tipo de marketing tradicional y hemos usado el martillo más de lo que deberíamos, simplemente porque no conocemos otro tipo de promoción.
 

Desde hace unos meses vengo dándome cuenta que de nada sirve el "machaqueo" repetitivo y uniforme de un determinado tipo de mensaje en las RRSS como twitter o Facebook, sobre todo de cara a la presencia que ofrecemos, a nuestra reputación en los social media --lo que se conoce como nuestra marca personal--, y he venido reduciendo a la mínima expresión ese tipo de contenidos --sin eliminarlos del todo-- y elaborando mensajes y/o contenidos que atraigan al consumidor --en el caso de los escritores, lectores potenciales--. 

Hace unos días, llegó a mis manos un libro que me llamó la atención por el título. Se trata de Marketing de atracción 2.0 escrito por Óscar del Santo @oscarDS y Daniel Álvarez. Sin darme cuenta, con mi nueva forma de actuar en las RRSS de cara a la promoción de mis libros, estaba empezando a implementar aspectos básicos de ese novedoso tipo de Marketing que es el Marketing "de atracción". Yo era consciente que los lectores debían venir a mí --o a mis libros-- atraídos por un interés, no obligarlos sino ganármelos de alguna manera. Y esa es precisamente la filosofía de este tipo de Marketing, la atracción del consumidor hacia un determinado producto. Y para ello, lo primero que nos recalcan los autores del libro es que  
"dejemos de vernos como vendedores a la antigua usanza y empecemos a hacerlo como socializadores y generadores de contenido"

Porque las RRSS no fueron concebidas para vender, sino para informar y generar expectación.

El libro es extenso, y con este post pretendo resumir los principales puntos del Marketing de atracción aplicándolos en el caso de un escritor que autopublica sus libros en internet.
 

Lo primero que hay que tener claro es un concepto fundamental: 
Marketing no significa promoción, la promoción es una parte del Marketing.  


Con esa premisa, al referirme a Marketing no solo estoy hablando de publicidad o ventas sino de todo lo que hay antes y de todo lo que hay después: análisis, creación de contenidos, estrategia a seguir, objetivos, medición, conversión, resultados tangibles...
En el citado libro, Óscar del Santo y Daniel Álvarez nos explican que hay 4 fases principales en el Marketig de atracción: Creación, Optimización, Promoción y Conversión.
 

Vamos a desarrollar un poco cada una de estas fases con los aspectos que más nos interesan a los escritores autopublicados online.


1.- CREACIÓN.

  • Presencia activa en los medios sociales en los que estemos. De nada sirve estar en 20 Redes Sociales si no aparecemos nunca por la mayoría de ellas. Es preferible estar en 2 o 3 pero con presencia constante. Mejorar la estética, vincular las cuentas entre los distintos medios. Hay que tener claro que las cuentas en los social media son puentes de comunicación con los lectores y así debemos actuar, interactuando con ellos.

  • Determinar cuál es el branding más adecuado. Conseguir presentar nuestra persona y nuestro producto --el/los libro/s-- de la mejor manera posible, diferenciándonos del resto, siendo auténticos y coherentes con lo que ofrecemos.


  • Elaborar mensajes y/o contenidos de calidad adecuados al objetivo que se quiere alcanzar. En el caso de los escritores, conseguir lectores potenciales y que se vendan los libros. Estos mensajes pueden ser tuits elegantes y creativos con frases de nuestro libro atrayentes, opiniones o reseñas; artículos literarios; entradas en el blog; noticias de interés sobre la literatura,...

  • Confeccionar una página web y/o blog y actualizarlos periódicamente con contenidos de calidad, como relatos, artículos, reseñas de nuestros libros,... Contenidos que generen expectación y sean atrayentes.

  • Con todo esto se elabora la estrategia a seguir y el objetivo que se quiere alcanzar.

2.- OPTIMIZACIÓN.

  • Queremos que los lectores encuentren nuestra página web y/o nuestro blog de manera rápida y fácil. Lo que se pretende es que seamos los primeros que aparezcamos en Google o cualquier otro buscador cuando alguien busque una palabra clave asociada a nuestro libro, título del blog,...

  • Definir las palabras clave o keyword correctas, teniendo en cuenta las que mejor nos definan y las que más se utilizan en el mercado. 

  • Hay varias aplicaciones gratuitas en Google que nos pueden ayudar en esa tarea: Google Búsquedas Relacionadas, Google Estadísticas de Búsqueda y Google Keyword Tool. Esta última es, quizás, la que mejor se adapta a nuestras necesidades porque nos dice el número aproximado de búsquedas realizadas en 1 mes para un término determinado.


3.- PROMOCIÓN.

  • Conseguir la viralidad de nuestros contenidos es lo que todo el mundo busca. Para ello los contenidos han de tener calidad, que atraigan, que generen curiosidad. 

  • Tener bastantes seguidores interesados en nuestros contenidos y que los compartan. Como dice Óscar del Santo, coautor del libro Marketing de atracción 2.0, hay que tener seguidores "evangelistas" que sean auténticos embajadores de nuestro producto o marca. Hay que seguir los perfiles adecuados a nuestros intereses, en nuestro caso lectores, reseñadores, editoriales, escritores,... 

  • Existen aplicaciones que nos ayudan a buscar los perfiles más adecuados como Twiangulate, Manageflitter. Aunque existe otro método más sencillo que es con los buscadores. En el caso de Twitter, eligiendo palabras claves como "ebook", "kindle" "novela" "lecturas",... y seguir a usuarios que las usen. 

  • Los social media son una ciencia y no lo digo yo, lo dijo por primera vez el norteamericano Dan Zarrella en una presentación que hizo en 2010, en ella defendía que: 
"es posible utilizar Twitter y otras redes sociales para maximizar resultados con un rigor casi científico basado en datos objetivos aparentemente replicables". 

Es decir que podemos conocer, por ejemplo, datos fiables sobre cuál es el día más adecuado para lanzar un mensaje, cuál es la hora mejor y con qué frecuencia.

  • Con todo esto hemos conseguido generar ruido, pero eso no es sinónimo de ventas de libros. El siguiente paso es convertir todo lo anterior en resultados tangibles, es decir, en lectores y compradores de nuestros libros.

4.- CONVERSIÓN Y MEDICIÓN.

  • Esta etapa es "la guinda del pastel del Marketing de atracción", citando a Daniel Álvarez, coautor del libro Marketing de atracción 2.0. Se trata de convertir todos los esfuerzos en resultados tangibles, es decir en ventas de libros. 

  • Tenemos que conocer el impacto que están teniendo nuestros mensajes y/o contenidos en las RRSS, cuántas veces se ha compartido, cuánta gente ha leído el mensaje y, en el caso de la web y/o blog cuántos visitantes ha tenido.

  • Aquí es donde entra la Analítica Web. Tenemos que instalar en nuestra web y/o blog, para conocer toda esa valiosa información, Google Analitics. Esa aplicación nos va a dar datos sobre cuánta gente entra en nuestro sitio, cuanto tiempo de media se quedan, qué páginas son las más vistas, de dónde vienen, dónde han estado con anterioridad, cuál es el canal o vía por el que han legado a nuestro sitio,...


  • De lo que se trata en definitiva es de medir si se cumple el objetivo o el propósito que me he marcado en un principio y adaptar o modificar mis acciones.
  En definitiva, creo que el Marketing de atracción es un buen método a aplicar. Está claro que siempre habrá detractores y defensores, quien opine que a él le va bien con el Marketing tradicional. Nadie dice lo contrario, incluso ambos se pueden aplicar al mismo tiempo, como nos dicen los autores del libro Marketing de atracción 2.0, no son incompatibles.

Todos sabemos que la mejor promoción es el boca-oreja pero para ello hemos de tener una buena presencia en la red, ser creativos, ofrecer a nuestros lectores contenidos de calidad, tener claro nuestro objetivo,... 

El consumidor es el que manda y será el que decida finalmente.

Las Redes Sociales: Beneficios y Peligros. 2ª Parte: Peligros.


Peligros de las Redes Sociales


Ya hemos visto en la entrada anterior, Beneficios de las Redes Sociales, cómo, si sabemos utilizarlas bien, las RRSS nos pueden dar mucho juego a la hora de sacarle partido a nuestro negocio, a nuestra empresa o simplemente, y de manera individual, a nuestro ocio o nuestro propio interés personal.

Pero no es oro todo lo que reluce. Las Redes Sociales presentan muchos peligros siendo los más vulnerables los jóvenes.

Los principales peligros son: 

  • Amenazas, Ciberbullying, acoso, fantasmas.

     





Las amenazas son un delito, tanto en la vida real como en la red. Se llama Ciberbuying al acoso en la red. Los menores siguen siendo los más vulnerables ante este peligro.

No hay que esperar a graves amenazas, hay que denunciar un insulto, una falta de respeto, un gesto de intolerancia o una palabra de odio, porque nunca se quedará ahí, irá a más. El Cuerpo de la Policía Nacional tiene un perfil en Twitter (@policía) a través del cual podemos denunciar problemas de este tipo. Si las amenazas se consideran graves, el afectado deberá acudir a comisaría a formalizar la denuncia. Normalmente a los acosadores los suelen cazar a las pocas horas, es relativamente fácil seguirles la pista y sus amenazas suelen tener consecuencias legales.

Cuidado con quien seguimos. Detrás de una foto de perfil bonita (cuando la hay), de un nombre aparentemente corriente( que suele ser más falso que Judas), de unas frases halagadoras y poéticas puede esconderse alguien cuya intención no sea precisamente la de halagarnos y hacernos sentir bien, sino que puede haber otras intenciones más peligrosas, desde reírse un rato hasta conocer nuestros datos personales e íntimos y usarlos con fines maliciosos. Este tipo de fantasmas son hábiles y no tienen miedo a ser descubiertos porque se escudan en su anonimato y en su falsa apariencia. Son expertos en sonsacarte tus intimidades y tus sentimientos olvidados o reprimidos porque usan la palabra perfecta en cada momento. ¡Cuidado! Nunca hay que dar datos personales como direcciones, teléfonos,...

  •  Phishing, robos de identidad.

     





Otro peligro de las RRSS, como Twitter y Facebook, es el phishing o engaños por medio de aplicaciones falsas en las que lo primero que tenemos que hacer es introducir los datos de nuestro perfil en una Red Social determinada.

Lo primero que hacen es enviar un mensaje en nombre de un ente conocido, algunos usuarios se fían y hacen clic en ellos, estos usuarios acceden a un sitio web falso donde ingresan sus datos personales, por último, el atacante (phisher) obtiene esos datos y los utiliza con fines maliciosos: desde suplantarnos la identidad y continuar enviando esos mensajes en nuestro nombre, hasta robar dinero de las tarjetas de crédito o incluso chantajes.

Ejemplos de este tipo de aplicaciones hay muchos, como los que te dan la opción de saber quien ha visitado tu perfil o quienes han visto tus fotos, o los que en nombre de un seguidor tuyo te invitan a probar determinada aplicación. Entonces, si accedes e introduces los datos de tu cuenta, estás perdido, luego todos son trabas para salir.

Desde que se inventó el malware (sofware malicioso) este tipo de aplicaciones son vehículo para distribuir virus y troyanos. Eliminar estos gusanos es complicado porque toda la información de Facebook va a la nube y los antivirus normales protegen tu ordenador y lo que hay en él pero no pueden hacer nada contra los virus maliciosos de la nube.

  • Problemas de privacidad

     

    Somos seres sociales, nos gusta hablar, discutir, dar nuestra opinión sobre temas de actualidad, contar (a unos más que a otros) nuestros problemas, pedirle opinión a un amigo, contar "eso" que nos pasó ayer o el año pasado, enseñar fotos de las que estemos orgullosos... Todo eso está muy bien, pero no es lo mismo hacerlo en un bar con tus amigos o en la sobremesas de tu casa que en las Redes Sociales. En un bar o en tu casa las palabras se las lleva el viento, en las RRSS permanecen y, no solo eso, sino que se expanden como el humo. Las Reds Sociales son toda una red intercomunicada y los mensaje, las fotos que tú subas lo verán tus amigos pero también los amigos de tus amigos y los amigos de estos que, a lo mejor, ya no son tan amigos tuyos.

    Hay que reflexionar antes de enviar cualquier comentario o foto a las RRSS porque nos puede perjudicar a nosotros y puede compromoter a un tercero. Cuando se sube una foto a Facebook, si luego la quieres borrar, se eliminará del perfil, pero la foto queda en los servidores de Facebook.

    Nos creemos que estamos seguros, que somos prudentes, pero no nos podemos hacer una idea de toda la información que sobre nosotros corre por la red. Hace poco se hizo una especie de experimento en Bélgica en el que se simuló un programa de televión en el que un hombre se hacía pasar por un increible adivino. Se captó a gente por la calle para que se sometieran voluntariamente a la presunta grabación del programa y se les decía que con solo el nobre el adivino le iba a contar muchos de sus secretos. El resultado fue escalofriante y demostró la cantidad de detalles de nuestra vida personal que mostramos en las Redes Sociales, algunos de estos datos son peligros como el número de cuenta, la contraseña de la misma,... El vídeo fue difundido en You Tube por Safe Internet Banking, un sitio especialidado en seguridad y finanzas en la red que pretende concienciar sobre phishing, malware y robos de identidad.



  • Pérdida de productividad, adicción.

     




    Estamos rodeados de tecnología, ya nos solo es el ordenador para trabajar, jugar,..., sino que usamos la tablet o el móvil mientras estamos viendo la televisión o cuando vamos por la calle o en el metro, o en el autobús o, incluso, en mitad de una comida, si suena un aviso en el móvil acudimos a él. Y lo hacemos todos, lo vemos normal. Está claro que las Redes Sociales nos pueden hacer perder tiempo, pero creo que no podemos ser tan dramáticos. Todo depende de nosotros, del tiempo que le dediquemos a cada asunto, la organización es fundamental para aprovechar al máximo el tiempo de que disponemos.

    Siempre hay un momento para todo, y si no malgastamos el tiempo ni le dedicamos más horas a las Redes Sociales que a otros asuntos más importantes como pueden ser nuestro trabajo o nuestra familia, creo que no tendría que haber ningún problema.



    ¿Qué podemos hacer para prevenir estos peligros?

     
    1. Conocer las normas de uso y la política de privacidad de las Redes Sociales.
    2. Ser cuidados y prudentes con lo que publicamos.
    3. No publicar fotos, datos o comentarios de otra persona sin su permiso previo.
    4. No aceptar invitaciones de extraños o abrir aplicaciones que envíe un conocidos sin antes preguntarle si en verdad ha sido él quien lo ha enviado.
    5. En el caso de los más jóvenes:
    •  Educar a nuestros hijos para que sean prudentes con ellos mismos y con los datos de sus amigos.
    • Educar, concienciar y tener confianza con nuestros hijos
    • Limitar el tiempo de uso de Rdes Sociales.
    •  Usar filtros.
    • Evitar que los ordenadores estén en sus habitaciones con el fin de que nunca estén solos con ellos.