27 junio 2014

Juan Palomo, yo lo escribo..., yo me lo como.



Ayer jueves, 26 de junio, participé en el 10 de 10 que se celebró en la sala Cocorocó Coworking, en el que 10 personas hablamos durante un tiempo limitado sobre las Redes Sociales. Fue la presentación del curso de social  media impartido por la UGR e Ideal a través de la Fundación Empresa Universidad. 
A mí me invitaron para hablar de autopublicación en la Red y del uso que los escritores independientes hacemos de las Redes Sociales y, de esta forma, introducir y promocionar el curso de verano que se va a realizar en la UNIA a finales de julio sobre Literatura e Internet. Es una charla a modo de introducción y explicación de lo que significa ser un escritor independiente y del trabajo que realiza en los medios sociales a propósito de la promoción de sus libros.

Mi charla la titulé  "Juan Palomo, yo lo escribo..., yo me lo como":

<<La Literatura independiente es un término cuya definición no está muy clara. Es un témino abastracto y amplio que engloba a otros más concretos. Se suele definir como una literatura diferente, original, no comercial. Algo así ocurre con la música independiente o indie, que no tiene una definición precisa.

Dentro de este movimiento independiente nos encontramos con un término algo más concreto: las Editoriales Independientes, que no son más que pequeñas empresas, valientes (tal y como está el mercado editorial en estos momentos), que arriesgan y apuestan por obras de autores noveles. Ejemplos podemos citar a Editorial Al Revés, Impedimenta, Algón Editores, Sinerrata...

Cerrando el círculo de este movimiento independiente, están los Escritores Independientes que, en concreto, son todos aquellos autores que publican sus por sí mismos, sin la "protección" o el "respaldo" de ninguna editorial. Y lo pongo entre comillas porque algunas veces ese respaldo no existe o no es como debería de ser. Últimamente han aflorado (aprovechando el tirón de esta crisis editorial) algunos sellos editoriales digitales que han captado a algunos autores cuyas obras han estado en la cima de los ranking de ventas en amazon, estos autores se han visto tentados y atraídos por promesas que luego no se han cumplido y han visto como la protección y el respaldo (en cuanto a promoción, sobre todo) que una editorial debería ofrecer a sus autores, en este caso era inexistente. Conclusión: sus obras se han perdido en la selva de amazon, han perdido la privilegiada situación en los rankings de ventas y encima estos autores tienen que seguir como antes en cuanto a autopromoción de sus libros.

Como decía, los escritores independientes tienen que enfrentarse solos a todos los pasos por los que pasa un manuscrito desde que es escrito hasta que llega al lector, por todos los eslabones de la cadena editorial, tanto si es en formato papel como en digital. So, somos, autenticos "Juan Palomos".
Y esto es ya posible desde el momento en que  aparecieron en internet plataformas de autopublicación, como Bubok, Lulu, amazon...

¿Esto que significa? Pues que los escritores independientes no nos podemos dedicar exclusivamente a imaginar una historia, documentarnos y escribir, sino que tenemos que ir más allá y ser autodidactas, es decir, tenemos que ser editores, maquetadores, correctores, ilustradores... e incluso "expectos en marketing". O bien aprendemos a realizar medianamente bien todas esas acciones o contratamos los servicios profesionales correspondientes, algo que creo que no nos va a salir muy a cuenta. La excepción, quizá, está en la revisión y corrección de tu manuscrito, sería muy interesante que un profesional se encargue de este menester.

Amazon cuenta con un servicio asociado llamado KDP que ayuda al autor a la hora de subir el libro a la Red, transformando el archivo del libro (word o txt) al formato electrónico e incluso tiene un diseñador de portadas que no está del todo mal. Pero a pesar de todo, nosostros tenemos que asegurar que ese manuscrito tenga las condiciones mínimas exigiblibles de calidad en cuanto a maquetación y portada, principalmente, y también a la revisión de la ortografía y gramática, por que si no la primera en echarlo para atrás va a ser la propia plataforma de autopublicación y, después, los lectores. Si el libro cumple con esa calidad mínima y encima gusta, el boca-oreja hará su trabajo. El cliente (en nuestro caso, el lector) es el que manda en última instancia.

El paso más complicado con el que se enfrenta el escritor independiente durante todo el proceso editorial es, sin lugar a dudas, la venta de su libro: el marketing. Y aquí es donde entran las Redes Sociales. ¿Qué seríamos los escritores independientes sin las RRSS? La primera novela que publiqué por mi cuenta y riesgo en amazon fue "El secreto de Las Margaritas", una novela juvenil de ficción contemporánea que estuvo más de una año entre las más vendidas de amazon. ¿Cómo se logra esto? El factor suerte es importante. El estar en el sitio adecuado en el momento adecuado influyó en el sentido de la visibilidad. Me explico, amazon llegó a España a finales de 2011 y yo publiqué "El secreto de Las Margaritas" en febrero de 2012, en ese momento había relativamente pocos libros publicados, unos 30 0 40.000 ebook, y había pocos escritores que nos atrevíamos a eso de publicar por nuestra cuenta, con todo ello era más fácil que tu libro destacara. Pero también infuye y mucho la estrategia de marketing que se use. El uso adecuado de las Redes Sociales es determinante para crearte una buena marca personal, un prestigio como escritor y una buena estrategia de promoción de tu libro.

Las Redes Sociales son una herramienta gratuita que a los escritores independientes nos vienen muy bien si sabemos usarlas adecuadamente. A mí, en particular, no me gusta la palabra vender al referirme al trabajo que hago con mis libros en internet, no soy comerciante sino escritora, por lo que creo que es mejor atraer al lector que no bombardearlo con enlaces exclusivos de venta de nuestro libro. El autobombo, en todos los sentidos es contraproducente. El consumidor siempre ha estado sometido al yugo de la publicidad tracional, al machaqueo y bombardeo de información y mensajes que solo pretenden la venta de un producto, pero esto está cambiando afortunadamente y cada vez más el consumidor está exigiendo otro tipo de publicidad, sobre todo desde la apariciín de los Social Media y todas sus ventajas, de ahí surge el Imbout Marketing o Marketing de atracción que se basa en el marketing de contenidos y en generar curiosidad en el consumidor de manera que sea él el que busque e interactúe con el producto. Este tipo de estrategia es muy adecuado para el trabajo de promoción de los escritores independientes.

Dentro de este modelo del Marketing de atracción están los Blogs. Para los escritores independientes es también una buena herramienta para generar potenciales lectores. Un blog es como nuestra casa, en la que hay (debe haber) información sobre nosotros como escritores, sobre nuestros libros, reseñas, sinopsis... Si logramos atraer tráfico hacia nuestro blog por medio de artículos originales, distintos, relatos, temas que interesen (esto lo conoceremos cuando midamos los resultados de nuestra estrategia gracias a la analítica web), estaremos siendo más visibles y nuestro trabajo será más visible. Con esto nadie te asegura que comprarán tu libro y que lo lean, pero al menos nos conocerán y conocerán nuestro trabajo.

Espero que os haya quedado un poco más claro que es un escritor independiente y cuál es su trabajo en las Redes Sociales. No obstante, de todo esto hablaré, con bastante más profundidad, en el curso "Escribir en y para Internet: narrativa y tecnología en la era de las Redes Sociales" que se va a celebrar en la UNIA, en su sede en La Rábida (Huelva), entre los días 21 al 26 de julio. >>
Purificación Estarli


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta. Déjame un comentario.