14 octubre 2014

Empatía

(fuente imagen: google)
 
Siempre me he sentido atraída por África. La variedad cultural ligada a la variedad étnica y lingüística, convirtieron a este gran continente en un poderoso foco de atención para mí desde hace muchos años. Si a esto le unimos otras razones menos agradables y más poderosas como las diferencias socioeconómicas, las desigualdades, los eternos conflictos tanto étnicos como políticos, las guerras, las miserias, las enfermedades endémicas, el hambre..., África se convierte para mí en un inagotable marco al que mirar y que favorecen un imaginario abierto.
Debido a esta curiosidad por saber y conocer y por la cercanía, he viajado muchas veces al continente africano, aunque no a todos los lugares donde realmente me hubiera gustado ir, tanto por razones económicas como de seguridad debido a los interminables conflictos que asolan este bello continente.

En mi último libro, "Más Allá del Horizonte", está metido de lleno África: sus miserias, su cultura, sus alegrías, sus misterios, su riqueza y, sobre todo, sus gentes. He querido llamar la atención en esta novela sobre un tema polémico: las migraciones africanas hacia Europa. En concreto, hablo sin tapujos de la inmigración irregular, a través de Said Salek, un marfileño que nos cuenta en primera persona cómo logró llegar hasta España, una trágica historia llena de más penas que alegrías.

relinks.me/B00OB9KJGQ
Es un tema polémico, como digo, porque mucha gente no estará de acuerdo o no verán con buenos ojos la historia que se cuenta que, siendo ficción, podria ser completamente verídica.

¿Cuál ha sido mi intención al escribir una novela sobre inmigración irregular? Reivindicar los derechos de personas que, como el marfileño Said Salek, se juegan la vida todos los días en el mar o en el desierto para lograr una vida digna, lejos del horror del hambre y las miserias a los que están sometidos obligatoriamente por culpa de gobernantes ineptos y con mucha ansia de poder. Es un hecho* que cada año desaparecen en el mar entre 1600 y 2000 emigrantes, varios centenares de cadáveres descansan ("tumbas sin nombre") en el cementerio de Tenerife y de Lampedusa, personas que se juegan la vida y la pierden por conseguir unos derechos básicos que no les son concedios en sus países de origen. Hay que tener mucha sangre fría para volver los ojos antes estos sucesos.

Los países de la UE montan en sus fronteras dispositivos cada vez más efectivos para luchar contra la inmigración clandestina, como FRONTEX, que incluso se atreven a detener la salida en origen de nacionales, impidiendo así el franqueo de la frontera exterior ubicada en países africanos como Senegal o Mauritania. Esto, sin duda, es una violación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos según el cual "toda persona es libre de abandonar cualquier país, incluso el propio". No olvidemos que estas personas no son migrantes económicos ni traficantes, son personas que huyen de sus países por miedo a las consecuencias de los conflictos políticos y étnicos que asolan sus países.
El fortalecimiento de estos controles no hace sino aumentar el número de los que se quedan por el camino.
<<El hambre y la misera no entienden de fronteras.>>

"Más Allá del Horizonte" está llena de África y también de empatía. Creo que es necesario ponerse al lado de estas personas, solidarizándose con ellas, entendiendo su situación, el por qué hacen lo que hacen. Poco podemos hacer las personas de a pie, como yo, sino demostrar empatía con quienes lo está pasando realmente mal.
Ya no se trata de ponerles un ferry para que hagan la travesía comodamente o de abrir las fronteras y que todo el mundo entre o de acogerlos en nuestras casas..., como alguna gente ha insinuado irónicamente, sino de empatía por nuestra parte, y por parte de los gobiernos de toda la UE (no solo de España e Italia) derivar el dinero que se gastan en fortalezar fronteras con medidas cada vez más inhumanas y en contra de los Derechos Humanos en atajar el problema en origen, por medio de partidas destinas a la educación y a la sanidad y, sobre todo, a controlar a ciertos gobernantes autoritarios y anarquicos que están llevando a un bello y fértil continente al caos más absoluto.

Creo que es interesante leer "Más Alla del Horizonte" porque está llena de humanidad y de esos sentimientos que, como la empatía, afloran cada vez que oímos sucesos como los que ocurrieron en Lampedusa (Italia), y para llegar a entender el por qué de estas personas y qué les mueve a jugarse la vida en el mar a bordo de un destartalado cayuco.
Podéis leer la sinopsis y acceder a la descarga en cualquier tienda Amazon de cualquier país aquí o haciendo clic en la imagen de portada.

relinks.me/B00OB9KJGQ

* Observatorio Fortress Europe