26 enero 2015

Una vida única





Muchas veces piensas que esta no es tu vida, que la tuya tendría que haber sido otra muy distinta. Sé que no te arrepientes del pasado, pero aseguras que tendrías que haber evitado algunas cosas y rectificado a tiempo otras.

Siempre fuiste una mujer soñadora, un alma libre en esos momentos únicos de verdadera libertad para ti. Nadie a tu alrededor te lo permitía, siempre había alguien que te cortaba las alas. Pero en tus sueños vivías esa vida que sabías nunca llegaría. ¡Era tan bonito imaginar!

Y llegabas a verla en otras personas, en tus amigos y conocidos, en tus hermanos…, alargabas la mano pero estaba tan lejos de ti que ni siquiera rozarla podías. Esa vida soñada, esa vida ansiada, tan diferente a la tuya. Insatisfacción hasta con tu propia existencia.

Muchos fueron tus errores. Nada fuera de lo común. ¡Qué levante la mano quien no los haya cometido! Siempre saliste adelante, en el fondo eres una mujer valiente y afortunada. Se cerraba una puerta y se abría una ventana.

«Necesito un cambio», dices. Un cambio fruto del hastío y del cansancio acumulado por una búsqueda frustrada, desbordada en lágrimas.

«Mi vida es otra—repites— pero se me escapó». Y a pesar de la certeza continúas viviendo de un condicional eterno, en una hipótesis depravada y dañina alimentada en esos sueños de plena libertad.

No, resígnate de una vez, tu vida es la que es, la que tienes en tus manos, la que has vivido, la que ha dado otras vidas, la que te ha hecho reír, llorar, sentir… Sí, es cierto, existen muchos caminos, pero solo uno por recorrer.

Créeme, tu vida es única, no busques otra porque no existe.
Un relato de Purificación Esrtarli
 

6 comentarios:

  1. Desde luego, que cada ser humano de esta Tierra venga de donde venga es único e irrepetible y sólo el sabe lo le arrastra a sus espaldas..! Me encantó Puri....!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elena. Me alegra que te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hay momentos que valoramos más nuestra vida y salimos de la monotonía y la rutina que la hace vivirla sin muchas emociones. Me gustó tu relato pues, efectivamente nuestra vida es única.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito el relato. Muchas personas pueden verse identificadas en él y yo conozco a más de una en la q me has hecho pesar. Gracias por ello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por el blog, Ana. Me alegro de que te haya gustado.
      Un beso.

      Eliminar

Tu opinión cuenta. Déjame un comentario.