11 mayo 2015

Empezar de nuevo


         
          Hay silencios necesarios que invitan al descanso y la reflexión. Momentos idóneos para prepararse para algo nuevo, enfrentar el futuro imprevisto o mirar hacia dentro, tan adentro en ocasiones que puedes llegar a marearte. 

          Algunos silencios son demasiado cortos, tan fugaces que son imperceptibles y apenas han ocurrido te preguntas si en realidad existieron de verdad.

          Otros, sin embargo, duran demasiado. Tú ni siquiera lo necesitabas pero apareció. Ese silencio va llegando poco a poco, se va acomodando en ti, en tu interior, y lo va dejando vacío, yermo de sentimientos que expresar, yermo de ilusiones para afrontar un nuevo reto... 

          Roto y vacío para continuar. 

          Demasiado silencio, demasiado poderoso.

          Un secuestro en toda regla que te acorrala, te empequeñece y te deja malherido. Él se lo va llevando todo: las fuerzas, las ilusiones, la motivación para seguir adelante en eso que siempre creíste era lo que te gustaba, a lo que nunca ibas a renunciar, con lo que no podrías vivir. 

          Silencio, solo silencio.

          Y, ahogado en ese mar silencioso que solo él veía, solo él oía, solo él sentía, no encuentraba la manera de escapar. Y lo intentaba pero era tan fuerte la corriente... y no veía nada a lo que agarrarse.

          Pero igual que el fuego se extingue con el agua, el silencio se acaba con el ruido. Grita, grita bien fuerte, se dijo, alza la voz interior, sí, esa que aún te queda. Mira bien, seguro que hay algo ahí adentro a lo que aferrarte para empezar de nuevo, retomar aquello que creiste abandonado, continuar, iniciar, seguir, luchar... 

          Puede ser complicado pero no imposible. La decisión está en ti, no busques a nadie, solo tú eres la balsa que te llevará hasta la orilla de ese silencio. 

          Muchas veces me caí, la última me quedé tirado en el suelo mucho tiempo. Abre bien los ojos, se dijo, y mira cómo vuelvo a levantarme.
          
          Como dijo el Padre Tomás Morales: "No te canses nunca de estar empezando siempre".
Purificación Estarli

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta. Déjame un comentario.