14 mayo 2015

Reseña de Llanto en la Alhambra, de Evelia Suárez Ropero




Hay ocasiones en las que uno busca un libro basándose en una recomendación, otras veces es el género literario en el que está clasificado lo que te atrae realmente a la hora de escogerlo, también puede ser que te atraiga por el título o la portada... Son muchos los motivos por los que uno se decide por un libro u otro, todos válidos, cada cual elige el suyo.

Llanto en la Alhambra es un libro que lleva en mi kindle un tiempo. Me atrajo el título, en un primer momento, pero lo fui dejando en un segundo plano dándole prioridad a otros de diferentes géneros y varios compromisos de lectura y revisión de manuscritos.

Últimamente estoy muy metida en temas de Granada y, más específicamente, de la Alhambra, debido a un curso de AbiertaUGR que estoy haciendo y es por ello que buscando información sobre literatura referente a Granada recordé que por mi kindle había un libro de dicha temática.

Llanto en la Alhambra me ha sorprendido para bien y, ahora, me arrepiento de no haberlo leído antes. A pesar de no ser del género que buscaba (me interesa más la novela histórica), me ha gustado mucho y me ha ido enganchando gratamente desde el principio hasta el final.

La novela no es muy larga, su narración es fresca y dinámica, muy amena, muy bien estructurada, sin prisas al final por acabar, y con la intriga necesaria para permanecer atento al siguiente capítulo para ver qué ocurre.

Su autora, Evelia Suárez Ropero, desconocida para mí hasta este momento, ha sabido aunar en Llanto en la Alhambra varios géneros: ciencia ficción, romántica, misterio e incluso unos toques históricos documentados con precisión.

Son muchos los libros que puedo llegar a leerme en un mes y pocos los que me incitan lo suficiente a hacer una reseña, bien porque el autor y el libro en sí sean harto conocidos, o bien porque la historia ha pasado por mí sin pena ni gloria. Pero en este caso ha sido diferente, Llanto en la Alhambra lo merece por bien escrito y también porque creo que hay que darle un voto se confianza a escritores que como Evelia no son muy conocidos y, sin embrago, su obra es digna de conocerse.


SINOPSIS


Jaime, conservador de La Alhambra, hace un increíble descubrimiento entre los muros de la fortaleza. En ese mismo momento, un asesino en serie comienza a actuar en diferentes partes del mundo. Nadie intuye que esos dos hechos tengan relación, hasta que a oídos de Jaime llega una antigua y oscura historia. En la vida de Jaime se cruzan Bartolomé, un periodista que no es quién dice ser, Gudiña, un inspector de policía un tanto singular, y una vieja hechicera gitana. En ese instante comienza una aventura frenética para resolver el apasionante misterio que envuelve a La Alhambra cuando una de sus leyendas cobra vida.


Os dejo la página web de la autora por si queréis más información: 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Enviado desde mi dispositivo móvil Ipad


11 mayo 2015

Empezar de nuevo


         
          Hay silencios necesarios que invitan al descanso y la reflexión. Momentos idóneos para prepararse para algo nuevo, enfrentar el futuro imprevisto o mirar hacia dentro, tan adentro en ocasiones que puedes llegar a marearte. 

          Algunos silencios son demasiado cortos, tan fugaces que son imperceptibles y apenas han ocurrido te preguntas si en realidad existieron de verdad.

          Otros, sin embargo, duran demasiado. Tú ni siquiera lo necesitabas pero apareció. Ese silencio va llegando poco a poco, se va acomodando en ti, en tu interior, y lo va dejando vacío, yermo de sentimientos que expresar, yermo de ilusiones para afrontar un nuevo reto... 

          Roto y vacío para continuar. 

          Demasiado silencio, demasiado poderoso.

          Un secuestro en toda regla que te acorrala, te empequeñece y te deja malherido. Él se lo va llevando todo: las fuerzas, las ilusiones, la motivación para seguir adelante en eso que siempre creíste era lo que te gustaba, a lo que nunca ibas a renunciar, con lo que no podrías vivir. 

          Silencio, solo silencio.

          Y, ahogado en ese mar silencioso que solo él veía, solo él oía, solo él sentía, no encuentraba la manera de escapar. Y lo intentaba pero era tan fuerte la corriente... y no veía nada a lo que agarrarse.

          Pero igual que el fuego se extingue con el agua, el silencio se acaba con el ruido. Grita, grita bien fuerte, se dijo, alza la voz interior, sí, esa que aún te queda. Mira bien, seguro que hay algo ahí adentro a lo que aferrarte para empezar de nuevo, retomar aquello que creiste abandonado, continuar, iniciar, seguir, luchar... 

          Puede ser complicado pero no imposible. La decisión está en ti, no busques a nadie, solo tú eres la balsa que te llevará hasta la orilla de ese silencio. 

          Muchas veces me caí, la última me quedé tirado en el suelo mucho tiempo. Abre bien los ojos, se dijo, y mira cómo vuelvo a levantarme.
          
          Como dijo el Padre Tomás Morales: "No te canses nunca de estar empezando siempre".
Purificación Estarli