04 marzo 2016

El camino



Hoy os comparto El camino, un microrelato de Guillermina Jiménez Pérez.


Era a esa hora del día cuando la luz no es luz ni sombra. Caminaba imbuido en mis pensamientos. Una voz a mi lado me preguntó:
 
¿Adónde vas? 
 
Me volví.  No había nadie, y seguí caminando. «Serán cosas mías», pensé.  
 
No había andado mucho cuando la voz volvió a preguntarme que adónde iba.
 
Me detuve, miré hacia atrás y no había nadie. Pensé que sería el murmullo del viento, y seguí caminando. 
 
De nuevo la voz se hizo presente:
 
¿Adónde vas? insistió.
 
Me gire rápidamente para sorprender a quien me hablaba. No había nadie pero yo seguía oyendo la voz:
 
¡Te has equivocado de camino!  
 
¿Quién eres para saber que me he equivocado? ¡Déjate  ver!  
 
En él te aguardo. Me verás cuando llegues. 
 
¿Si yo quisiera seguir caminando por este?  ¿Quién eres tú para decirme cuál debo de tomar?  
 
No preguntes, estoy cansado de esperar.  
 
Seguí caminando sin escucharle.
 
Mis pies se precipitaron.
 
La sombra de la noche cayó rápida.
 
El camino empezó a oscurecerse.
 
No estaba ya el suave viento que me envolvía.
 
Las hojas oro de los arboles caían como lluvia.
 
El duro polvo del camino fue deshaciéndose y cegaba mis ojos.
 
Un fuerte viento empujo mi cuerpo en otra dirección… como una hoja de papel.
 

1 comentario:

Tu opinión cuenta. Déjame un comentario.