27 marzo 2014

Estrategias de crecimiento para Escritores Independientes


Siguiendo el tema de dos entradas sobre estrategias de marketing para escritores independientes publicadas hace unos meses en este blog:  
y que tuvieron un gran número de visitas, en esta nueva entrada voy a intentar dar una pinceladas (porque el tema es muy amplio) sobre otra cuestión a tener en cuenta a la hora de vender nuestro libro y llegar a más lectores, es decir, para lograr un crecimiento de las ventas.

En marketing se conoce como Estrategias de Crecimiento a las acciones llevadas a cabo para lograr un crecimiento de ventas en una empresa. Existen varias estrategias de ventas disponibles dependiendo de dos factores y sus variables, estos factores son el mercado y el producto. Está claro que en el caso de los escritores, el mercado y el producto son, respectivamente, los lectores y nuestro/s libro/s.

En cualquier empresa, lo más lógico (y lo más real) es que tanto el mercado como el producto varíen en el tiempo, creándose mercados y productos nuevos. Si combinamos estos dos factores y sus variables, es decir, que sean nuevos o actuales, obtenemos cuatro estrategias de crecimiento. Es lo que en marketing se llama Matriz de Ansoff.


La Penetración de Mercados, en nuestro caso, es basicamente aplicar la estrategia de marketig correcta y adecuada a nuestros objetivos. De esto es de lo que tratan los anteriores post (Marketing de atracción para escritores independientes: aspectos generales y Marketing de atracción para escritores independientes: el precio de nuestro libro).



En este post nos vamos a centrar en el Desarrollo de Mercados, que es vender un mismo producto en mercados diferentes. En el caso de los escritores, mercados diferentes son lectores diferentes. Se trataría de que nuestro libro llegue a "lectores nuevos". Definir "lectores nuevos" es complicado, porque los lectores no son otra cosa que personas que leen y/o compran libros, entonces ¿en base a qué varibles podemos tener lectores nuevos? Podemos tener lectores nuevos en función de una varible geográfica, del formato de lectura, del soporte de lectura o de la plataforma de venta.

¿Cómo podemos cubrir a todos esos diferentes lectores? La respuesta es diversificando los canales de distribución, es decir, colocando nuestro producto (libro) en diferentes puntos de venta (plataformas de venta de libros).

Está claro que Amazon es la mayor tienda on-line de libros que existe ahora mismo, acapara el 70% de las ventas de libros digitales y es la que antes y mejor se ha adaptado a la revolución digital y del mercado editorial. Es la plataforma que hemos elegido la mayoría de escritores independientes dada su visibilidad en el mercado y su fácil acceso a través de KDP. Amazon cuenta también con CreateSpace, una empresa que tiene un sistema muy intuitivo para autoeditar nuestro libro en formato papel, cubriendo así a los lectores amantes de ese tipo tradicional de formato de lectura.

Uno de mis libros en Amazon, en ebook (versión Kindle) y en papel (tapa blanda)

El 30% del mercado digital restante ahora también lo podemos cubrir con otras plataformas en la que algunos lectores se sienten más cómodos por diferentes motivos, ya sea por el tipo de lector electrónico o cualquier otra preferencia (para gustos, los colores), como Barnes&Noble o Apple, Kobo, Casa del Libro...,por citar solo algunas de las más conocidas.
Los escritores independientes no tenemos el "respaldo" de una editorial que nos coloque nuestro/s libro/s en diferentes plataformas; este paso, si estamos interesados y si no tenemos nuestros libros en exclusividad en una primera plataforma, lo tenemos que hacer también nosotros mismos (¡Y lo que aprendemos!).

En Casa del Libro no es complicado pero de BN y Apple  no se puede decir lo mismo por la cantidad de datos de tipo financiero que difícilmente consiguiréis si no es moviendo cielo y tierra.
Hace poco descubrí, gracias a dos compañeros, Olga Núñez y Frank Spoiler, la manera de solventar todos los obstáculos de la autopublicación de mis libros en las plataformas citadas y es a través de Draf2Digital, una web muy sencilla y cómoda con la que verás en pocos días tus libros en otras plataformas de venta de libros on-line como BN, ibookstore de Apple y Kobo, incluso si aún no has publicado también te lo sube a Amazon si quieres. Tiene la ventaja añadida de que tú eres el que elige qué plataforma, qué precio en cada una (en dólares y en euros) y no tienes ningún tipo de exclusividad, que es lo que yo más valoro.

Tres de mis libros publicados en Apple y Barnes&Noble gracias a Draft2Digital


Con esto no te asegura nadie que venderás muchos libros, pero al menos estarás en los escaparates de todo el mercado digital aumentando la visibilidad de tu/s libro/s y, por tanto, las posibilidades de ventas.
Por ofrecer un dato optimista, decir que uno de mis libros, Las arrugas del tiempo, se situó entre los más vendidos en la categoría Historical Fiction en Spanish en Barnes&Noble a las semana de publicarlo en esta plataforma. Con esto no es que me vaya a comprar un Ferrari pero sube la moral y alegra el día.





03 marzo 2014

Cuatro minutos

(Imagen de Google)

Son las 7:56 de la mañana. Ya ha amanecido pero para mi madre se acaba de poner el sol, se ha hecho de noche para ella sola, a pesar de tener los ojos abiertos de par en par.

No sé muy bien qué está sucediendo a mi alrededor. Mi cuerpo permanece quieto, no puedo llorar ni gritar como hacen todos los que están en el dormitorio de mi madre. Sigo cerca de ella, mirándola fijamente. Creo haber quedado atrapado en sus dilatadas pupilas que me observan inertes e inexpresivas.

Muchas veces he pensado en este momento. Todos decían que estaba cerca, que esto ocurriría más temprano que tarde. Escuchaba detrás de la puerta a los médicos hablar con mis hermanos mayores y siempre utilizaban las mismas palabras, la misma repetición de un mismo verbo, como si quisieran que lo digiriésemos lo más pronto posible, como si sus palabras fueran sal de frutas. No, imposible, ese verbo nunca se digiere del todo, sobre todo cuando solo tienes una docena de años.

Si no fuera por sus enormes ojos abiertos, hubiera dicho que está dormida, como lo estaba ayer cuando me acerqué a darle el beso de buenas noches. No me contestó, flotaba desde hacía semanas en su limbo de sueños y, sobre todo, de recuerdos de vida.

Alguien me está pasando la mano por el hombro y ha despertado en mí una oleada de sensaciones. Es curioso cómo los recuerdos se empeñan en esconderse detrás de objetos, olores, dibujos, formas... y cómo, cuando ellos quieren, salen de sus refugios para agradarnos, para sentirnos dichosos o para hacernos daño.

Ahora me doy cuenta que estamos hechos de recuerdos. Y los recuerdos de mi madre, ¿adónde irán?

Esa mano sobre mi hombro, que intenta hacerme sentir que no estoy solo en el dormitorio, me ha trasladado a uno de esos días en los que mi madre me daba uno de sus masajes relajantes mientras me duchaba. 

Y la oleada de sensaciones continúa...

El pequeño frasco de su perfume sobre la mesita de noche, sus gafas dentro de la funda cerca de la caja de parches de morfina, el paquete de pañuelos de papel, un ungüento, el joyero de madera labrada que mi padre le regaló para su último cumpleaños... todo a mi alrededor son madrigueras para los recuerdos. Y es curioso que esto ocurra porque en ningún momento he apartado la vista de las negras pupilas de mi madre, como si todos aquellos escondites de recuerdos estuvieran dentro de ellos, detrás de ese cristal negro y opaco, o como si fueran sus propios recuerdos los que se reflejan en mis ojos.

La mano que me masajeaba el hombro se ha apartado de mí, ahora se entretiene en cerrrarle los ojos a mi madre muy despacio, quedándose en su interior todos los recuerdos.

El reloj de pared del salón está marcando con furia la hora, ocho campanadas que resuenan en mi alma y me atraviesan el corazón como una lanza mortal.

Son las 8:00 de la mañana. Acaba de amanecer pero para mi madre ya se ha hecho de noche y se funde para siempre en los sueños y, sobre todo, en los recuerdos.

Puri Estarli